Activa JS
Sólo utilizamos en 10% del cerebro. ¿Mito o Realidad?
16 abril, 2020 /

El origen del mito de que sólo utilizamos en 10% del cerebro

Un neuro-mito es una idea generalizada sobre el cerebro que incluso llega a enseñarse como verdadera. Uno de los más populares es la aseveración de que sólo utilizamos el 10% de nuestra capacidad cerebral. Pero detrás de todo mito se esconde una realidad y en este caso, el origen está en un malentendido sobre las primeras investigaciones experimentales en cerebros humanos.

En 1937 el médico canadiense Wilder Penfield publicó los resultados de sus experimentos con pacientes epilépticos donde había logrado mapear gran parte de la corteza cerebral. Su artículo «Somatic Motor And Sensory Representation In The Cerebral Cortex Of Man As Studied By Electrical Stimulation» se convertiría rápidamente en una lectura obligada ya que localizaba con precisión las regiones cerebrales ligadas a los procesos somático motrices y sensoriales.

Cuando hablamos de procesos somático motriz nos referimos a todos aquellos movimientos voluntarios que podemos hacer. Lo mismo, cuando hablamos de procesos sensoriales nos referimos a la excitación de nuestros receptores olfativos, táctiles, gustativos, visuales, auditivos, vestibulares y no especializados.

El mapa cortical que publicó Penfield llamó la atención de más de un medio de comunicación de la época, puesto que localizaba las funciones en sólo unas cuantas regiones de la corteza cerebral. Una representación moderna de lo que Penfield publicó sería esta:

Como podemos ver, es muy poca la superficie cortical dedicada a estos procesos, pero en algún punto se perdió la noción de que este mapa representaba sólo lo somático motriz y lo sensorial, y se comenzó a difundir como la prueba científica de que “sólo utilizamos una parte del cerebro” para después transformarse en “sólo utilizamos 10% del cerebro”.

Efectivamente, sólo utilizamos entre el 10% y el 15% de la superficie cortical para sentir y movernos, pero todo lo demás, lo que nos hace propiamente humanos como la imaginación, el lenguaje, los gustos, planear un viaje, idear lo que no existe, leer; todo esto, involucra el 100% del cerebro todo el tiempo. Nuestro cerebro trabaja tanto que consume el 20% del oxígeno que respiramos. El cerebro nunca descansa, y cada una de sus partes es importante para cada una de nuestras actividades, incluso las que no vemos y las que se escapan de nuestra consciencia.