Activa JS
¿Por qué se acabo el papel higiénico durante las compras de pánico?
25 marzo, 2020 /

Al declararse el COVID-19 como pandemia, un fenómeno recorrió el mundo: la compra masiva e irracional de cantidades ingentes de papel de baño.

La prensa occidental no atina a dar una explicación de este fenómeno e incluso la BBC se aventuró a decir que se trataba de un fenómeno FOMO (Fear Of Missing Out) o “miedo a perderse de algo”, pero, ¿no habrá una mejor explicación?

La Navaja de Ockham es un principio del método científico que dicta la explicación más fácil como la más probable, y en este caso, lo es.

El fenómeno tiene su explicación en los modelos de adquisición cultural ya propuestos por Kawamura en 1956. Este modelo nos indica cómo algunas civilizaciones replican acciones sin que haya una razón lógica o tangible, pero que tienen su raíz en un fenómeno totalmente racional.

Esto pasa con las compras masivas de papel de baño. La explicación es bastante más simple de la que todos piensan. Resulta que al darse el brote de COVID-19 en China, surge una crisis de cubrebocas, los cuales se comienzan a reemplazar por toda serie de materiales, desde pañuelos faciales hasta ingeniosas mascarillas hechas de papel de baño.

Cuando el virus se propaga a los países vecinos, lo hace con los comportamientos adjuntos: escases de cubrebocas, pánico, crisis hospitalarias y por supuesto, la búsqueda de insumos que reemplacen los cubrebocas. Para cuando el virus llegó a Europa, ya venía con toda una capa de comportamientos adquiridos incluyendo la compra masiva de papel de baño. Al cruzar al continente americano, simplemente ya no es importante la razón, comprar todo el papel de baño posible era la forma “normal” de reaccionar ante la crisis.

Existe en la literatura científica el trabajo de Gordon Stephenson (1967) donde demuestra éste fenómeno de adquisición cultural. En el experimento más famoso, mete a una jaula a un mono con una serie de objetos, y el mono recibía un castigo físico cada vez que interactuaba con un objeto en particular. Una vez que el mono aprendía a no manipular dicho objeto, un segundo mono entraba a la jaula y cada vez que éste trataba de manipular el objeto prohibido, el primer mono se lo impedía. Llegaba un punto en que sacaba al mono original y un tercer mono entraba a la jaula. Cuando el tercer mono trataba de manipular el objeto prohibido, el segundo lo impedía, aunque éste nunca había recibido castigo por tratar de manipularlo.

Así, que podemos decir que no hay gran diferencia entre una persona comprando cantidades exageradas de papel de baño y un mono en una jaula repitiendo un comportamiento del que ignora su origen.

compras de panico, covid19,

Categoría